Arquería o tiro con arco, un deporte con historia.

Subtítulo

WEBUsuario

Arquería o tiro con arco, un deporte con historia.

Los deportes que tienen un pasado siempre se vuelven interesantes. Encontrar que puedes estar emulando lo que en otros tiempos las personas hacían de manera común, puede ser una aventura emocionante. La arquería o tiro con arco es un claro ejemplo de esto y es posible de practicar en México.

Para iniciarse en este tipo de deporte existen diferentes formas. Acercarse a una asociación o a grupos de personas que lo ejercen de manera lúdica, es el camino más ágil para comenzar a viajar en el tiempo y experimentar la libertad que puede encontrarse en soltar algunas flechas. Sin embargo, cuando se trata de encontrar equipo para practicarlo, esto puede resultar en un camino cansado y que puede terminar por desanimarnos.

Para nuestra ventaja, existen tiendas que se encargan de reunir este equipo por nosotros en un solo lugar, como Glazier que en su tienda en línea pone a nuestra curiosa disposición un amplio catálogo de productos para comenzar a dar rienda suelta a nuestro instinto cazador. Incluso recientemente, ha agregado a su oferta la marca Crosman, ampliamente reconocida por sus arcos y ballestas.

Una vez que nos adentramos en el mundo de este deporte las huellas del pasado no pueden dejar de notarse. Se trata de un impulso que viene muy dentro de nosotros, como si pudiéramos incluso perdernos en un recuerdo inconsciente. Tomar el arco, luego la flecha, tensar la cuerda, respirar profundamente y sentir como esa tensión  se libera, es una experiencia, incluso emocional, que cada vez que se repite permite liberar algo nuevo. Es más que un deporte, es una invitación constante a vivir de cerca el pasado.

La invitación siempre se encuentra abierta. Tiendas como Glazier lo tienen todo para comenzar el camino de la arquería o para comprar lo necesario para seguir practicándolo. Lo único que resta es respirar profundo y darnos la oportunidad de experimentar este deporte tan antiguo como la civilización misma. No importa el arco o ballesta que elijas, solo se trata de ir a una aventura con historia que nos deja completamente inmersos en nuestra capacidad de dar rienda suelta al instinto que en el pasado caracterizó a la humanidad para obtener su alimento o defenderse.

La historia permea esta práctica. No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó; sin embargo sabemos que sus primeros usos eran para la cacería. Fue evolucionando hasta llegar a tener usos bélicos y posteriormente a nosotros nos deja esa sensación de caminar sobre los pasos de los que estuvieron antes de nosotros en los bosques buscando su supervivencia.